Skip to content

Blogs

Saldrá una rama del tronco de Jesé

Saldrá una rama del tronco de Jesé y un retoño brotará de sus raíces. Sobre él reposará el espíritu del Señor. El lobo habitará con el cordero y el leopardo se recostará junto al cabrito; el ternero y el cachorro de león pacerán juntos, y un niño pequeño los conducirá. No se hará daño ni estragos en toda mi Montaña santa, porque el conocimiento del Señor llenará la tierra como las aguas cubren el mar.

Hoy comienza una nueva era

Hoy comienza una nueva era. Las lanzas se convierten en podaderas. De las espadas se forjan arados y los oprimidos son liberados. No levantará la espada una nación contra otra ni se adiestrarán más para la guerra. ¡Ven, casa de Jacob, y caminemos a la luz del Señor!

Consuelen, consuelen ...

¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo, dice su Dios! Hablen al corazón de Jerusalén y anúncienle que su tiempo de servicio se ha cumplido, que su culpa está pagada. Una voz proclama: ¡Preparen en el desierto el camino del Señor, tracen en la estepa un sendero para nuestro Dios!

Imagen de Javim

Dudas en la fe y otras hierbas

Como decía Neruda… «Es tan corto el amor y tan largo el olvido…»


Y es que en nuestros días no es fácil mantenerse «Firmes en la fe» como nos imploraba  el bueno de San Pablo.

Imagen de Javim

De la belleza de la creación

Es fantástico contemplar la Creación desde la paz que te ofrece el relajo del periodo estival. El sol nos toca la piel y es capaz de sacar al exterior nuestra belleza interior, esa en la que nadie se fija normalmente, pero que el buen humor y la paz de espíritu hacen florecer para invadirnos lo visible. El sol, fantástica estrella quasi infinita que reside en la galaxia para sostener esta vida nuestra, y que acude a diario para darnos los buenos días, y al anochecer las buenas noches reflejándose en la luna.  

Orgullo gay

Hay quien lo aplaude y quien lo detesta. Hay quien considera que un desfile como el que suele recorrer las calles de algunas capitales, es una horterada que ayuda poco a legitimar a los homosexuales. Hay quien, en cambio, defiende que es una forma de gritar con rebeldía y descaro contra la represión que tuvieron que sufrir durante mucho tiempo y que, aún hoy, hace que muchos hombres y mujeres vivan su orientación a escondidas por miedo al rechazo. (Sí, hoy en día, también).

Lo que parece claro es que, al margen de desfiles o “días de…” lo que subyace es la intención de reivindicar una causa. En este caso, la integración e igualdad de los homosexuales. Es importante separar formas y fondos. La forma de esa reivindicación – el desfile, su buen o mal gusto y si es eficaz o contraproducente- es opinable. El fondo, el respeto a cada persona en su diferencia y su situación, debería ser indiscutible.

Distribuir contenido

Usuarios nuevos

  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade
  • uranemupod

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 0 guests en línea.
glqxz9283 sfy39587p07