Skip to content

2017-03-02 Vuelvan a mi con todo su corazón

Imagen de enzo

Monición introductoria

Entrar en Cuaresma, es inaugurar un tiempo fuerte de penitencia y conversión. Entrar en Cuaresma, es una llamada a salir de nosotros, de nuestras casas, de nuestros prejuicios, de nuestros intereses, gustos y comodidades. ¡Sal de ti y ve hacia el otro! Entrar en Cuaresma, es afrontar la realidad personal y dejarse juzgar por la Palabra de Dios; descúbrete, acéptate, conviértete. Entrar en Cuaresma, es dejar poner nuestro corazón en la sintonía del corazón de Dios; practica la compasión que hace hermanos. Entrar en Cuaresma, es vaciar nuestras manos, saber renunciar a nuestras seguridades, a aquello que nos esclaviza; libérate para poder abrazar. Entrar en Cuaresma, es saber caminar con otros creyentes que buscan a Dios siguiendo a Jesús en Espíritu y en Verdad.

 

 

Canto:  Dame un nuevo corazón

Oremos para que en esta Cuaresma  retornemos a Dios y a los hermanos:

Oh Dios, Padre nuestro: Tú sabes con qué frecuencia intentamos caminar por nuestros senderos egoístas. No nos permitas vivir y morir sólo para nosotros mismos o cerrar nuestros corazones a los otros. Ayúdanos a vernos a nosotros mismos y a ver la vida como dones tuyos. Haznos receptivos de tu palabra y de tu vida y ayúdanos a crecer en la mentalidad y actitudes de Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

Un corazón nuevo  (Salmo 50)

 

1.Ten piedad de mí, oh Dios, en tu bondad, por tu gran corazón, borra mi falta. Que mi alma quede limpia de malicia, purifícame Tú de mi pecado.

2 Pues mis faltas yo bien las conozco y mi pecado está siempre ante mí; contra Ti, contra Ti sólo pequé, lo que es malo a tus ojos yo lo hice.

1 Por eso en tu sentencia Tú eres justo, no hay reproche en el juicio de tus labios. Tú ves que malo soy de nacimiento, pecador desde el seno de mi madre.

2 Más tú quieres rectitud de corazón, y me enseñas en secreto lo que es sabio. Rocíame con agua y quedaré limpio; lávame y quedaré más blanco que la nieve.

1 Aparta tu semblante de mis faltas, borra en mí todo rastro de malicia. Crea en mí, oh Dios, un corazón puro, renueva en mi interior un firme espíritu.

2 No me rechaces lejos de tu rostro ni me retires tu Espíritu Santo. Dame tu salvación que regocija y que un espíritu noble me dé fuerza. Señor, abres mis labios y cantará mi boca tu alabanza.

1 Un sacrificio no te gustaría, ni querrás si te ofrezco un holocausto. Mi espíritu quebrantado a Dios ofreceré, pues no desdeñas a un corazón contrito.

 

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo (6, 1-6. 16-18)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos, de lo contrario, no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles con el fin de ser honrados por los hombres; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha así tu limosna quedará en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo pagará. Cuando recéis no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta rezar de pie en las sinagogas y en las esquinas para que los vea la gente. Os aseguro que ya han recibido su paga. Cuando tú vayas a rezar entra en tu cuarto, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido y tu Padre, que ve en lo escondido, te lo pagará. Cuando ayunéis no andéis cabizbajos, como los farsantes que desfiguran su cara para hacer ver a la gente que ayunan; os aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre que está en lo escondido; tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.»                        

Palabra del Señor.

 

¿Quien nos convierte?

Al comenzar la cuaresma se nos invita a la conversión. Pero eso no es un empeño voluntarista, ni un cúmulo de propósitos que uno mismo tenga que lograr. Es Dios quien nos convierte, cuando le dejamos. Es Dios quien transforma nuestras vidas y les da hondura y plenitud. Es Dios quien nos hace madurar y crecer, asumir la vida con toda su complejidad. El Dios que, infatigable, está trabajando en cada uno de nosotros…

Canto:  Convierte mi Corazón

 

BREVE ESPACIO PARA COMPARTIR

 (Reflexiones, peticiones y acción de gracia)

 

PADRE NUESTRO

 

ORACIÓN COMUNITARIA

Señor Jesucristo, imploramos tu protección e intercesión ante el Padre por toda la comunidad LGTB, por todas aquellas personas que no se aceptan a sí mismas, que sufren en soledad, son perseguidas por su orientación sexual o su identidad de género y que no son comprendidas ni aceptadas en su entorno más cercano. También te damos gracias y te pedimos por Crismhom, para que juntos construyamos tu Reino y seamos luz y faro en nuestra comunidad LGTB de Madrid.

Amén.

 

BENDICIÓN                                                                                                                               Que el Señor nos bendiga y nos proteja. Que el Señor nos muestre su rostro, tenga misericordia de nosotros y nos conceda la paz. Así invocaremos el nombre del Señor y Él nos bendecirá.

 

Usuarios nuevos

  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade
  • uranemupod

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 1 guest en línea.
glqxz9283 sfy39587p07