Skip to content

2018-07-01 "El Bautismo del Señor"

Imagen de enzo
Celebramos este domingo la fiesta del bautismo de Jesús. En el evangelio de San Marcos el bautismo de Jesús es la pieza central de su prólogo teológico enmarcado entre el anuncio de Juan el Bautista y las tentaciones en el desierto. El bautismo de Jesús tiene tres escenas:
La primera escena es el hecho de que Jesús sea bautizado por Juan en el Jordán. Aquel que no cometió pecado se puso en la fila de los pecadores y se deja tratar como pecador para cargar sobre sus hombros el peso de la culpa de la humanidad, también de la culpa de cada uno de los hombres y, por tanto,  de cada una de nuestras culpas . Como señaló un poco más adelante Juan Bautista a sus discípulos :  “Ese es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.”También  el bautismo fue por parte de Jesús un gesto de humildad, su deseo de asumir plenamente la condición humana.Jesús también asumió y dignificó la condición LGTBI y, como consecuencia,le llama a cada persona LGTBI a su realización personal teniendo a Jesús como modelo de ser persona.
La segunda escena es la venida del Espíritu Santo sobre Jesús. Jesús es ungido no con óleo  como los reyes y sumos sacerdotes de Israel sino que es ungido con Espíritu Santo. Jesucristo viene a bautizar con Espíritu Santo para dar vida abundante, plena, eterna; vida que libera, sana y resucita; vida que invita a cada hombre a llevar a cabo el proyecto que Dios había diseñado sobre él.Bautizada en el Espíritu, toda persona LGTBI está llamada a desarrollar el proyecto que Dios ha pensado sobre él desde su condición afectiva y sexual.Todo bautizado LGTBI obtiene como don divino un sello espiritual indeleble que le marca interiormente para siempre como perteneciente a Jesucristo y como miembro vivo de su Iglesia.
En la tercera escena el Padre declara que Jesús, el Mesías, es su Hijo amado y manifiesta a la Humanidad la comunión perfecta que le une al Hijo. La obediencia del Hijo a la voluntad del Padre a lo largo de toda su vida  es la expresión de amor tan grande que le une al Padre. En el bautismo toda persona LGTBI es reconocida como hijo amado del Padre. El seguimiento  a Jesucristo de toda persona LGTBI  es la  mejor respuesta filial a la llamada amorosa al Padre. El Padre te dice a ti personalmente:” Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco “, es decir ,” estoy orgulloso de que seas mi hijo amado y se lo quiero decir a todo el mundo”.
(Padre Ramón Llorente Garcia) 

Evangelio según san Marcos (1,7-11)

En aquel tiempo, proclamaba Juan: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.» Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.»         Palabra del Señor

 

Usuarios nuevos

  • kike
  • luiscar
  • euxanay
  • uquyade
  • uranemupod

Quién está conectado

Actualmente hay 0 users y 1 guest en línea.
glqxz9283 sfy39587p07