Mi corazón te sueña, no te conoce

Tras las cimas más altas, todas las noches mi corazón te sueña, no te conoce. ¿Entre qué manos, dime, duerme la noche, la música en la brisa, mi amor en dónde? ¿La infancia de mis ojos y el leve roce de la sangre en mis venas, Señor, en dónde? Lo mismo que las nubes, y más veloces, ¿las horas de mi infancia, Señor, en dónde? Tras las cimas más altas, todas las noches, mi corazón te sueña, no te conoce.