Oración por la semana de unidad de los cristianos 2012

Esta es la oración que en CRISMHOM se realizó para pedir por la unidad de los cristianos. Únete a nosotros en esta importante misión para la construcción ecuménica leyendo sencillamente estas líneas.

ORACIÓN CRISMHOM

“PADRE, QUE TODOS SEAN UNO” (Jn 17,21)

 

Invocación: Ven Espíritu de Dios sobre mi, me abro a tu presencia, cambiarás mi corazón. Toca mi debilidad, toma todo lo que soy. Pongo mi vida en tus manos, y mi fe. Poco a poco llegarás, a llenarme de tu luz, tú cambiarás mi pasado, cantaré.

 

Santiago 3, 2-6. 13-17

Si alguno no cae hablando, es un hombre perfecto, capaz de poner freno a todo su cuerpo. Si ponemos a los caballos frenos en la boca para que nos obedezcan, dirigimos así todo su cuerpo. Mirad también las naves: aunque sean grandes y vientos impetuosos las empujen, son dirigidas por un pequeño timón adonde la voluntad del piloto quiere.


 Así también la lengua es un miembro pequeño y puede gloriarse de grandes cosas. Mirad qué pequeño fuego abrasa un bosque tan grande. Y la lengua es fuego, es un mundo de iniquidad; la lengua, que es uno de nuestros miembros, contamina todo el cuerpo y, encendida por la gehenna, prende fuego a la rueda de la vida desde sus comienzos; es un mal turbulento, está llena de veneno mortífero. Con ella bendecimos al Señor y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, hechos a imagen de Dios. ¿Hay entre vosotros quien tenga sabiduría o experiencia? Que muestre por su buena conducta las obras hechas con la dulzura de la sabiduría.  Pero si tenéis en vuestro corazón amarga envidia y espíritu de contienda, no os jactéis ni mintáis contra la verdad. Tal sabiduría no desciende de lo alto, sino que es terrena, natural, demoníaca. Pues donde existen envidias y espíritu de contienda, allí hay desconcierto y toda clase de maldad.  En cambio la sabiduría que viene de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil, llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía. Frutos de justicia se siembran en la paz para los que procuran la paz.

 

Silencio (momento de examen para pedir perdón por los pecados que hemos cometido contra la unidad de nuestra comunidad)

 

Canto: Ten piedad de mí Señor tengo que reconocer que falló mi poco amor que me ha faltado fe. No me siento fuerte para andar sin ti, me faltan tus manos, necesito creer en Ti. Si alguna vez te fallé perdóname, sabes que nada valgo si no te puedo tener...
Ten piedad, Señor ten piedad. Ten piedad, Señor ten piedad. Señor, (señor) , Señor (señor) Señor (señor ten piedad) Señor (señor) Señor (señor) Señor.. (Señor ten piedad!)

 

Oración: Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles, mi paz os dejo, mi paz os doy, no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe y el amor de tu Iglesia, y conforme a tu palabra concédenos la Pazy la unidad. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN

 

EVANGELIO DE Jn. 13,1-15

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora para que pasase de este mundo al Padre, como amaba a los suyos, los que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y mientras cenaban, cuando el diablo había ya puesto en el corazón de Judas, el Iscariote, hijo de Simón, el entregarlo, sabiendo que su Padre todo se lo había dado a Él en las manos, que había venido de Dios y que a Dios volvía, se levantó de la mesa, se quitó sus vestidos, y se ciñó un lienzo. Luego, habiendo echado agua en un lebrillo, se puso a lavar los pies de sus discípulos y a enjugarlos con el lienzo con que estaba ceñido. Llegando a Simón Pedro, éste le dijo: "Señor, ¿Tú lavarme a mí los pies?" Jesús le respondió: "Lo que Yo hago, no puedes comprenderlo ahora, pero lo comprenderás después". Pedro le dijo: "No, jamás me lavarás Tú los pies". Jesús le respondió. "Si Yo no te lavo, no tendrás nada de común conmigo". Simón Pedro le dijo: "Entonces, Señor, no solamente los pies, sino también las manos y la cabeza". Jesús le dijo: "Quien está bañado, no necesita lavarse (más que los pies), porque está todo limpio. Y vosotros estáis limpios, pero no todos". Él sabía, en efecto, quién lo iba a entregar; por eso dijo: "No todos estáis limpios". Después de lavarles los pies, tomó sus vestidos, se puso de nuevo a la mesa y les dijo: "¿Comprendéis lo que os he hecho? Vosotros me decís: "Maestro" y "Señor", y decís bien, porque lo soy. Si, pues, Yo, el Señor y el Maestro, os he lavado los pies, vosotros también debéis unos a otros lavaros los pies, porque os he dado el ejemplo, para que hagáis como Yo os he hecho.

 

Silencio

 

Canto: PADRE ÚNENOS, PADRE ÚNENOS, QUE EL MUNDO CREA QUE ENVIASTE AL HIJO, PADRE ÚNENOS.

Peticiones y acción de gracias.

 

Abba, Padre,ilumina nuestros corazones con el vendaval del Espíritu Santo, pon en pie nuestra alegría y disipa nuestros miedos, para que CRISMHOM sea cada día más instrumento tuyo, para que construyamos Reino y tomemos nuestras decisiones individuales y comunitarias inspirados por ti

Señor, te pedimos por todos aquellos hermanas y hermanos que no nos entienden, que nos rechazan sin conocernos, que nos ponen fardos pesados a nuestras espaldas, te pedimos que ilumines sus corazones con tu luz y tu verdad y, te pedimos que actúes ya, en ellos y en nosotros. Es llegada la hora en la que muestres al mundo que también somos hijos tuyos y, que tu mensaje de amor es universal e independiente de la condición sexual de cada uno de nosotros. AMEN

 

PADRE NUESTRO: Padre nuestro tu que estás, en los que aman la verdad, has que el reino que por Ti se dio llegue pronto a nuestro corazón, que el amor, que tu hijo, nos dejó, ese amor... habite en nosotros. (Se reza la oración tradicional del Padre Nuestro) Y en el pan de la unidad, Cristo danos Tu la paz y olvídate de nuestro mal, si olvidamos el de los demás, no permitas, que caigamos en tentación... oh señor... y ten piedad... del mundo.

 

Bendición y compartir el pan

 

Despedida: VOSOTROS SERÉIS MI PUEBLO, POR SIEMPRE SERÉ VUESTRO DIOS OS DARÉ UN CORAZÓN NUEVO Y OS INFUNDIRÉ MI ESPÍRITU DE AMOR. Será un corazón sin fronteras, donde todos hallen un lugar, donde el único lenguaje  sea de amor y unidad. Será un corazón que se conmueva, levantará al que cansado está, llorará con el que llore con el que ríe reirá. Será un corazón donde brote la justicia y la fidelidad sembrará la esperanza, surgirá la verdad.